8 jul. 2015

Published 1:25 p.m. by with 4 comments

Cascarita's Time | Copa Oro Sin Traducción


Sin Traducción- Cascarita's Time




                                     This post is sponsored by Target as part of the campaign Sin Traducción

However, all opinions expressed are my own. 



______________________________________________________________





Talking about the Gold Cup in my family is talking about a party. Get together and discuss the games. It’s that moment in which we are proud of the colors of our flag, sing the national anthem with passion and wish to have the power of the referee to whistle in favor of our team. We discuss the moves as real experts and call each player by name. We know everything, fail is not an option and the opposite team is the one that is wrong. In my house we're all soccer fans and no joy compares with that moment when our favorite team scores a goal. We want to freeze that moment, stop time and keep shouting loudly; that goal that gives us faith and hope that one day we will be among the best in the world. The dream begins to come alive, and here we are, as we are every two years, ready to enjoy this new Gold Cup soccer fulfilled with joy.
To set the mood, nothing beats a "cascarita" with my nephews. So I asked Eliel to accompany me to Target and buy the official ball of our summer parties. His face of happiness when we got to the store, needless to say the purchase of the ball, became one of the most memorable moments of this year. Spending time with my "Chinito" is priceless and learning his predictions for this tournament is exciting. The visit to the store was not limited to the sports department.
- Aunt, after the “cascarita” we will watch the game. - He said smiling.
And I knew what was coming next...
-       We need pizza, chips and soda!

Sin Traducción- Cascarita's Time

Sin Traducción- Cascarita's Time

Sin Traducción- Cascarita's Time

Sin Traducción- Cascarita's Time

Sin Traducción- Cascarita's Time



The party was on track; the “cascarita” would be the beginning of a wonderful evening. But we could not go alone, we called the little Sophie who initially was going to be the "cheerleader" but unsurprisingly, ended up being goalkeeper, referee and striker. It was the best game I've played in my life.

Sin Traducción- Cascarita's Time



To play soccer with them means not only run and try to get a goal, it is a way to teach them the love for our roots. The joy with which we live soccer, the passion with which Latinos scream a goal.
And so, on a summer afternoon, while some dream of winning the Gold Cup, in a place in Maryland between English and Spanish chats, they are improvising a field, preparing the game. A family favorite without translation.

Sin Traducción- Cascarita's Time
Sin Traducción- Cascarita's Time



Cascarita’s Time


Hablar de la Copa Oro en mi familia, es hablar de fiesta. Es tradición reunirnos y comentar los partidos. Es ese momento en el cual nos sentimos orgullosos de los colores de nuestra bandera, cantamos el himno nacional con verdadera pasión y deseamos tener el poder del árbitro para pitar a favor de nuestra selección. Relatamos y comentamos las jugadas como verdaderos expertos y llamamos a cada jugador por nombre y apellido. Sabemos todo, imposible fallar y siempre es el equipo contrario el equivocado. En mi casa somos todos futboleros y no hay alegría que se compare, con ese momento en el que nuestro equipo favorito mete gol. Deseamos congelar ese momento, detener el tiempo y seguir gritando a viva voz, ese gol que nos devuelve la fe y la esperanza de algún día vamos a estar entre los mejores del mundo. El sueño comienza a cobrar vida, y aquí estamos, como cada dos años, listos para disfrutar esta nueva Copa Oro, contagiados con la alegría futbolera.
Así que para entrar en ambiente, nada mejor que una “cascarita” con mis sobrinos. Así que le pedí a Eliel que me acompañara a Target para comprar la pelota oficial de nuestros partidos de verano. No se imaginan su carita de felicidad cuando llegamos a la tienda, demás está decir que la compra de la pelota se convirtió, en uno de los momentos más inolvidables de este año. Compartir tiempo con mi “chinito” no tiene precio y escuchar sus predicciones para este campeonato es emocionante. Y como se imaginaran la visita a la tienda no se limitó al departamento deportivo.
-       Tía, después de la cascarita vamos a ver el partido. - Me dijo sonriendo.
Y antes de que pudiera contestarle…
-       Hay que llevar pizza, chips y refrescos!
La fiesta estaba montada, la cascarita sería el comienzo de una tarde maravillosa. Al partido no podíamos ir solos, llamamos a la pequeña Sofía que en un principio sería la “porrista” pero como era de esperar, terminó siendo portero, árbitro y delantero del mejor partido que he jugado en mi vida.
Y es que jugar a la pelota con ellos, no sólo significa correr y tratar de meter gol. Es una forma de enseñarles el amor por nuestras raíces. La alegría con la que vivimos el futbol, la pasión con la que Latinoamérica grita gol.
Y ahí, una tarde de verano, mientras unos sueñan con ganar la Copa Oro, en un lugar de Maryland, entre inglés y español mezclado, se encuentran ellos, improvisando una cancha, preparando la jugada.  Un clásico familiar sin traducción.
_____________________________


 Our mission is to make Target your preferred shopping destination by delivering outstanding value, continuous innovation and exceptional guest experiences by consistently fulfilling our Expect More. Pay Less.® brand promise.
    email this       edit

4 comentarios:

  1. Que bonitos tus sobrinitos, se ve que se divirtieron mucho

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho la anécdota, en mi familia somos todos apasionados por el futbol y siempre terminamos peleando porque siempre vamos a equipos diferentes. Sobre todo cuando juega el Real Madrid jajajaja

    ResponderEliminar

I love hearing from you! / Muchas gracias por visitar mi blog, por tus sugerencias y comentarios.
You can follow me / Puedes seguirme en todas mis redes sociales como: @marisolflamenco | #MariEstilo