25 abr. 2011

La sonrisa de un viejo cuaderno

La sonrisa de un viejo cuaderno
Marisol Flamenco
Copyright©2011
 
 
IMG00126-20110425-0110
Escribo desde que tengo memoria, bueno, para ser honesta la memoria llegó después.
Justamente cuando las palabras escritas en aquel viejo cuaderno, me hicieron volver al pasado, sin darme cuenta comencé a sonreír.

La vieja vida ha vuelto, los primeros días en el colegio y los cuentos que cuando me aburría inventaba…

¡Qué tiempos! En algún momento pensé que mis sueños no habían sido eternos. Pero al fijar mis ojos, en aquella letra temblorosa, me reconocí y comprendí que la inmortalidad de los sueños si existe… ¡Los que yo tuve de niña siguen vivos!

Garabatos mal hechos —Decía mi abuela— Nadie los entendía, a nadie le importaban… Les miento, si hubo alguien, a quien le debo el tener esta noche entre mis manos la prueba de que mis amigos no eran imaginarios, ellos si me visitaban y me contaban historias. Me enseñaron a ver la vida de otra manera y me susurraban al oído antes de despedirse que escribiera… ¡Eran mis amigos, no podía negarme!

Mi madre guardó aquellos primeros intentos, mi versión de “La gallina de los huevos de oro”, “El cuento interminable del rey midas”, “Platero y yo” y una que otra telenovela que a escondidas miraba y que casi en secreto yo modificaba. Obviamente yo escribía la versión que a mí me interesaba contar. Porque de los cuentos y de la televisión  lo que me gustaba, lo otro, eso me lo inventaba…

Son tantas las cosas que me mueve, el ver ahora, esas letras. Mala ortografía, letras gigantes, otras miniaturas. En fin, los comienzos de una niña que soñaba con ser grande y convertirse en una escritora, aunque para ser honestos en aquella época yo no sabía el significado de tan apasionado oficio.

El camino es largo, y con muchas curvas… Nunca se sabe lo que se encuentra al doblar. Sin embargo, sigo teniendo el mismo sueño. Escribir es mi pasión más grande, de todo lo que hago, es la que más amo.
Y ahora al ver el espejo del pasado, me doy cuenta que desde niña la ruta de mi vida ya había sido trazada. Giro y miro el espejo del presente, sonrío y me pregunto…
¿No será esta noche otro de mis inventos?

4 comentarios:

  1. Leyendote, me recordé de un viejo cuaderno que tenia hace muchos anos. Gracias :) Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos recuerdos que nos llegan de repente, cierto?

      Eliminar
  2. Marisol Querida!
    Son los sueños de una niña que creamos nuestra realidad.
    Paraben!
    El texto agradable!
    Flora!

    ResponderEliminar

I love hearing from you! / Muchas gracias por visitar mi blog, por tus sugerencias y comentarios.
You can follow me / Puedes seguirme en todas mis redes sociales como: @marisolflamenco | #MariEstilo

@marisolflamenco - On - Instagram

SEARCH

Copyright © 2016 Mari Estilo by ArmandHugon