17 nov. 2009

HIJO DE LA NOCHE




HIJO DE LA NOCHE



Pequeñas almas de terciopelo que se confunden con la soledad, pequeñas sonrisas de sueños a los cuales nadie ha amado jamás.





En sus ojos había un lago profundo
Por sus mejillas corría una lluvia torrencial
Sus manos temblaban de frío
En su respirar había dolor y soledad.



Recorrió solo la vida
Nadie se ocupó de su hambre jamás,
Nadie le brindó abrigo
Caminó bajo la lluvia
Y se amparó en el sol de su amargura
Y necesidad.



Desde antes de nacer
Hubo quien lo quiso matar.
Al nacer
Fue abandonado y por sus padres despreciado.



¿Qué culpa la que pagaba?
¿Cuál fue su pecado Señor?
¿Acaso el ser no deseado?
¿O simplemente el fruto de un mal amor?



Así recorrió su vida,
Una pesada cruz de dolor
Espinas quebrantaron su alma,
 murió sin conocer el amor.

Junto a su cuerpo maltratado
Por el frío acariciado, 

Aquella noche de invierno
 El hijo de la noche

 Su vida y alma
Al creador entregaba.


Errante de la vida, peregrino del dolor
Huérfano para muchos e insignificantes
Jamás le tuvieron misericordia
Jamás le dieron luz y mucho menos amor.



No hubo flores
Ni canciones.
 Ni una lágrima rodó
No hubo rezos
Ni oraciones
Nadie de su cuerpo se ocupó.



Murió solo y abandonado.
Nadie lo extrañó.



Marisol Flamenco
Copyright ©2006

1 comentario:

  1. Una triste realidad. Muy fuerte el contenido, por tu lo has desarrollado de una forma tan humana, tan llena de sentimientos que lo dirijí de principio a Fin.

    Gracias por invitarme a ser parte de tu blog,

    Esmeralda

    ResponderEliminar

I love hearing from you! / Muchas gracias por visitar mi blog, por tus sugerencias y comentarios.
You can follow me / Puedes seguirme en todas mis redes sociales como: @marisolflamenco | #MariEstilo

@marisolflamenco - On - Instagram

SEARCH

Copyright © 2016 Mari Estilo by ArmandHugon